Sustituye tus gominolas preferidas por estos alimentos y ¡consigue mantenerte en tu peso!



Vamos a hablar de las tentaciones que todos podremos tener en nuestros días más débiles, cuando aparecen diversas motivaciones que solo hacen que tengas ganas de cosas dulces (andar corriendo y no tener tiempo para comer, tener falta de energía en cambios de estaciones, vivir en lugares muy fríos, no tener descanso cuando has trabajado de manera intensa muchas horas...)

Cuando tu energía afloja de manera relevante, siempre ten en cuenta que tendrás que sustituir esos placeres dulces por otros mucho más saludables. Te hablo de los orejones, las ciruelas secas, los higos secos, las pipas de calabaza y también las de girasol. Aunque tienen mucha mala fama, en realidad no engordan.

El truco está en la cantidad. Si tomas al menos uno o dos orejones, no te pasará nada y evitarás tomar esa temida bolsa de gominolas azucaradas o chocolates que sí interferirán en tu figura tarde o temprano.



Publicar un comentario

0 Comentarios