GuidePedia

0


Si estás pensando en hacer un sorbete light no dejes de leer esto, ya que te ayudaré a crear uno de los postres más buscados y fascinantes. Simplemente, toma tus frutas preferidas y después tritúralas hasta que obtengas un puré totalmente fino, al que irás agregando poco a poco hielo triturado.

Mezcla bien hasta que obtengas el sorbete y mételo en el congelador, para que adquiera esa consistencia de helado cremoso. Por otra parte, siempre será bueno que comiences con esas frutas que piensas que siempre van a estar ahí, creando un resultado triunfador, como las moras, las fresas, así como las frambuesas.

Poco después, podrás ir probando con otras texturas, tales como las del mango y también las del melocotón, algo que no es fácil intentar ya que siempre son frutas con pulpas más delicadas. ¡Los amarás y podrás darte un capricho este verano! ¿Los has hecho alguna vez? ¡Comparte si te gusta la idea!


Publicar un comentario

 
Top