GuidePedia

0

El pomelo es una fruta que ayuda a reducir peso, ya que es totalmente beneficiosa para depurar toxinas y para limpiar el hígado. Puedes tomarla preferentemente en ayunas ya que siempre te ayudará a sentirte mejor y saciado.

El jugo de pomelo se toma con un poquito de té blanco, que es delicioso y también te ayudará a regular tu peso. El té blanco tiene otra peculiaridad y es que ayuda a que tu piel se vea muy tersa  y totalmente limpia de acné y puntos negros.

Para tomarlo entre comidas, puedes agregar unos snacks de zanahoria que te ayudarán a liberar tu ansiedad por picar algo. No es recomendable que lo tomes más de dos veces al día, pero siempre intenta variar, tomando jugo de naranja o té rojo entre semana. Verás cómo en pocos días, alrededor de 15, tu cuerpo se verá más delgado, haciendo que te veas mejor y más tonificada.


Publicar un comentario

 
Top