GuidePedia

0


La dieta de la naranja es un excelente método para cuidarte y así evitar tomar hidratos durante una temporada. Siempre podrás combinar la lechuga de tus ensaladas, con unos taquitos de pavo magro o atún sin aceite, agregando las rodajas de naranja. Igualmente para tus platos de filetes de pollo a la plancha, usa rodajas de naranja pasadas a la plancha como una guarnición ideal, variando las guarniciones, sirviendo (por ejemplo) ensaladas de granada y naranja.

Es importante que entre horas, si tienes hambre, realices batidos con naranja, así como con lechuga, apio, espinacas verdes frescas… será una manera genial de poder nutrirte e hidratarte, sin tener que pensar en combinaciones complicadas de snacks ricos en sal y grasas, ¡que ahora deberás evitar si deseas adelgazar!

Verás cómo pronto, y tomando carbohidratos sólo 1-2 veces por semana, lograrás reducir tu peso de manera considerable. Y con resultados estables si mantienes una reducción de calorías adecuadas a tu peso y estado de salud.


Publicar un comentario

 
Top