GuidePedia

0



Si quieres comenzar a cuidarte con una dieta proteica que además te aporte calcio, ésta es la tuya. Siempre intenta comenzar el día con un buen vaso de leche desnatada y un pan de arroz untado con un poquito de queso sin grasa.

Te hartarás y a la vez, será un desayuno bajo en calorías. El siguiente paso será crear un almuerzo a base de requesón y espinacas o verduras a la crema, continuando potenciando el consumo de estos productos lácteos, como alimentos principales.

Para las cenas, apuesta por el queso fresco en compañía de frutas picaditas, tales como el kiwi, la piña, las fresas, las frambuesas, la sandía o el melón. Te sorprenderá lo que llegarás a bajar y de este modo, regularás tu peso enseguida. Tenlo en cuenta y siempre tendrás a tu alcance una estupenda manera de poder tener una silueta de 10 con poquito esfuerzo. ¡Comparte!





Publicar un comentario

 
Top