GuidePedia

0


¿Te han recomendado dejar el pan atrás y no eres capaz de imaginarte un sándwich sin sus dos rebanadas de pan de molde tierno o sin su pan chapata? No debes sufrir porque ahora hay una manera de que puedas hacerte tus sándwiches sin sufrir por tu línea y lo que es mejor: alimentándote a la perfección.

El truco es muy sencillo: toma unas lonchas de pepino cortadas a lo largo con la ayuda de una mandolina o pelador, deberán ser finas y flexibles, ¡con esto harás tus propios sándwiches y bocadillos! Toma las láminas de pepino y córtalas en rectángulos, así tendrás la base para rellenar tu bocadillo.

Puedes ponerle un queso crema bajo en grasas, atún escurrido en aceite, un jamón de pavo sin grasa, rodajas de tomate y cebolla a la plancha, incluso una salsa de yogur, con todo ello lograrás la cena perfecta sin reparar en todo aquello que no puedes comer. ¡Ahora sí será posible disfrutar en una dieta!


Publicar un comentario

 
Top