GuidePedia

0

Cuando queremos perder peso, no se trata solo de hacer ejercicio y mantener una dieta o alimentación equilibrada, se basa también en dejar atrás los malos hábitos que pueden provocarnos sobrepeso. Cumpliendo con esas tres normas básicas, conseguiremos alcanzar el peso deseado con menos esfuerzo y en menos tiempo.

Por ejemplo, un mal hábito muy común es el comer deprisa. Y es que si comemos muy deprisa, estaremos comiendo de más ya que a nuestro cerebro le cuesta 20 minutos darse cuenta de que estamos satisfechos, por lo que es mejor que dejes de comer cuando ya no tengas hambre y no esperar a sentirte llena.


Comer dos o tres horas antes de irte a dormir no es recomendable, ya que por la noche reducimos nuestra actividad y a nuestro organismo le cuesta más quemar esas calorías extra. Del mismo modo, debemos ser comedidos y no tomar porciones excesivamente grandes de comida. Y por supuesto, evitar una vida sedentaria ya que si nos mantenemos activos, nuestro metabolismo también lo hará.


Publicar un comentario

 
Top