GuidePedia

0

En una dieta sí se pueden comer patatas, siempre que las utilices de la manera adecuada. No está bien que recurras a las fritas si estás en una dieta estricta, pero tampoco está bien que te prives de un hidrato que podrá aportarte energía, liberando la ansiedad por picar entre horas y las ganas de tomar dulces.

Sé consciente de que las patatas hervidas no engordan así como las horneadas con poquito aceite, teniendo algo menos de 90 calorías por cada 100 gramos. La mejor manera de tomarlas es en ensalada, troceándolas y agregándoles un poquito de aceite de oliva, vinagre, sal y lechuga así como tomate o simplemente un conjunto de hierbas aromáticas.

Los purés también son una excelente manera de tomarlas, terminando con las natas y todo tipo de grasa animal, haciéndolos light y pobres en calorías. Nunca mezcles las patatas con la proteína animal, como el pollo o la ternera, yendo mejor con un pescado blanco a la plancha.


Publicar un comentario

 
Top