GuidePedia

0

Muchas veces cuesta disminuir las cantidades calóricas que ingerimos por estar acostumbrados a todo tipo de comidas más calóricas. Hay personas que fracasan en sus dietas porque no son capaces de dejar este tipo de recetas. Hoy voy a proponerte algunas de las que serán más aptas para poder sustituirlas y no dejar ningún rincón para el no disfrute.

Alternativas bajas en calorías: sustituye la pasta de harina de trigo por unos tallarines de calabacín al vapor o incluso de zanahoria. Quedarán ideales servidos con una salsa de tomate así como de albahaca sin natas ni quesos curados. Si te gusta la pasta con albóndigas, prueba la pasta servida con una salsa de tomate casera y albóndigas de tofu. Además de restar calorías, también estarás ayudando a disminuir el colesterol.

Igualmente pasa con las pizzas, en vez de hacerlas con embutido y queso, hazlas tan sólo con vegetales y una pizca de salsa de tomate, ganarás. Las hamburguesas podrás tomarlas pero sin pan ni queso ni bacon, agregándole un pan de pita con abundante lechuga. Son cambios pequeños pero que funcionarán.


Publicar un comentario

 
Top