GuidePedia

0

Los desayunos bajos en calorías, son una excelente opción para retomar tu dieta o comenzarla y no ganar peso. Si comienzas de esta manera totalmente equilibrada, podrás acostumbrar a tu cuerpo, tomando las vitaminas y minerales que necesitas, así como todas las cantidades de proteínas y grasas que son necesarias en mínimo porcentaje.

Un buen ejemplo de desayuno bajo en calorías, son los boles de avena con leche de soja, aromatizados con canela y fresas o frambuesas. Sigue la senda de tu paladar y crea contrastes de sabores muy seductores, haciendo compotas de ciruelas con jengibre o incluso confituras sin azúcar de naranja.

Únete también a las tostas de pavo con aceite de oliva y mantequilla de soja baja en grasas o crea una deliciosa barrita de pan con tomate rallado. Crearás tendencia en tu casa y todos querrán seguirte. Sustituye el café por un "chai", un poquito de leche de soja cocinada con té pakistaní. Te beneficiarás del poder adelgazante y depurativo del cardamomo.


Publicar un comentario

 
Top