GuidePedia

0

El queso fresco es una opción perfecta para acompañar cualquier tipo de ensalada y crear aperitivos light que te ayudarán a adelgazar de una manera óptima. Es un producto bajo en sal (si lo compras con poca) y que aporta muy pocas calorías, sobre todo si te decides por aquel que esté elaborado con leche desnatada.

Podrás aprovecharte del calcio de la leche y siempre obtendrás unos huesos fuertes y sanos, haciendo prevención contra la osteoporosis. Es un alimento muy versátil que va muy bien con todo tipo de aliños, vinagretas, vegetales y frutas, pudiendo servirlo desde en medallones a la plancha como en brochetas con trocitos de pavo magro, setas, pimientos...

Las brochetas dulces con este queso serán de tu admiración, pudiendo tomarte un capricho que no hará estragos en tu dieta. También puedes hacer trufas de queso, combinándolo con hierbas aromáticas y hojas de albahaca fresca. ¡Te encantará el poder que le entregará a tu cocina!

Publicar un comentario

 
Top