GuidePedia

0

Aunque las dietas se presenten como algo fiable y saludable, no todas son todo beneficios y algunas dietas como la cetogénica puede tener ciertos efectos secundarios que aunque no rallan en lo grave si deben ser tenidos en cuenta. Este tipo de dieta debe ser llevada con precaución y conocer estos efectos adversos para disminuirlos e incluso hacer que desaparezcan del todo y no te veas en la obligación de desistir con la dieta.

Uno de los síntomas más habituales de esta dieta son los mareos producidos por un episodio de hipotensión y que proviene del hecho que tu cuerpo ha dejado de consumir carbohidratos y azucares. Aunque estos síntomas desaparecen en unos días, si tienes problemas de tensión es mejor que lo tengas controlado en cada momento para evitar problemas mayores. Por otro lado también puede ser que tengas más sueño de lo habitual, para solucionar este problema puedes añadir algo más de azúcar a la dieta y así equilibrar el organismo.

Los malestares estomacales como la diarrea pueden aparecer debido a la gran cantidad de proteínas que estaremos ingiriendo y podemos solucionarlo añadiendo un poco más de carbohidratos a la dieta. Por otro lado también es habitual que aparezca la ansiedad por comer algo dulce ya que está prohibido en esta dieta, pero debes controlar este impulso ya que caer en la tentación solo conseguirás que la dieta se vaya al traste.

Publicar un comentario

 
Top