GuidePedia

0

El embarazo es una de las etapas más maravillosas en la vida de la mujer y al mismo tiempo una etapa en la cual deben cuidarse al máximo por su salud y la de su futuro hijo. Es habitual que las embarazadas necesiten tomar suplementos vitamínicos y minerales para garantizar una buena salud y un parto sin problemas, pero el ejercicio también es necesario ya que el cuerpo de la mujer realiza serios cambios durante el desarrollo del embrión y por tanto es recomendable que el cuerpo este en buena forma para el día del nacimiento.

Sin embargo la parte más importante es que deben cuidar su alimentación ya que ni es bueno que pierdan demasiado peso ni tampoco es saludable que engorden más de la cuenta. La dieta para una mujer embarazada debe aportar todo lo necesario para la nueva vida que crece en su interior. Debe ser rica en hierro, pues su cuerpo va a necesitar más cantidad para producir sangre y así alimentar al embrión a través de la placenta. Va a necesitar mucho ácido fólico o vitamina B9 ya que esto ayuda al buen desarrollo del sistema nervioso del embrión.

Por otro lado el magnesio, el zinc y el calcio también son vitales ya que el calcio ayuda en el desarrollo de los huesos del embrión, además de prevenir enfermedades cardiovasculares. El magnesio es indispensable para el desarrollo neuronal y nervioso del futuro bebé y el zinc contribuye al desarrollo de los órganos reproductivos, así como en la formación de los huesos del embrión. En total durante el embarazo se necesitan unas 2500 calorías diarias y en periodo de lactancia unas 3000 calorías diarias.

Publicar un comentario

 
Top